El síndrome de Münchhausen por poderes (SMPP o SMP). – CENTRO PSICOMÉDICO VALFER.

Blog

El síndrome de Münchhausen por poderes (SMPP o SMP).

Los niños y las niñas son víctimas por igual, y no se ha identificado ninguna tendencia relacionada con el orden de nacimiento. La mayoría de las víctimas son lactantes y niños que empiezan a caminar. Parece que estos niños resultan más afectados debido a que aún no se expresan oralmente y porque son físicamente más indefensos; por lo que se les puede manipular y atacar con más facilidad. Aunque estos niños comienzan a ser víctimas durante la lactancia y la edad en que comienzan a caminar, el diagnóstico correcto se demora bastante. El tiempo promedio desde el inicio de los síntomas y los signos hasta el diagnóstico suele ser de 15 meses, pero puede alcanzar los 20 años o no diagnosticarse nunca. En los niños más mayores, el abuso comienza generalmente varios años antes y pueden adaptar los síntomas y signos ficticios como propios y existen evidencias de que estos niños podrían desarrollar con posterioridad el Síndrome de Munchausen y/o otro tipo de trastorno de la personalidad.

En una gran mayoría  de casos, el perpetrador del SMPP es la madre, aunque también se encontraron implicados ocasionalmente los padres, otros familiares, cuidadoras y enfermeras. El perpetrador describe síntomas y signos que podrían ser posibles, y porque se la observa atenta y preocupada. La historia relatada suena coherente al médico, al que le indica acerca de una enfermedad grave. Aunque los pediatras están instruidos para evaluar criticamente la veracidad de una historia; éstoss no esperan que dicha historia sea una mentira muy elaborada. En cuanto a los psiquiatras el conocimiento del SMPP también varía en forma significativa entre ellos, y la madre puede ser muy persuasiva, aún con aquellos profesionales con amplia experiencia.

En el SMP, la enfermedad del niño se simula de forma persistente y secreta (ya se miente o se engaña acerca de ella), o es producida por alguno de los padres o persona muy próxima a la familia. El niño es llevado en forma reiterada para recibir ayuda y cuidado médico y el resultado  es una cantidad de procedimientos médicos, tanto de diagnóstico como terapéuticos. No obstante, en la definición del SMP se excluye el abuso físico en forma individual, y los problemas no orgánicos del desarrollo que sólo son el resultado de privaciones emocionales y alimenticias.

En relación a las formas de presentación del síndrome y aunque en estos niños la más común es el apnea, los descubrimientos de laboratorio, lo signos y los síntomas, cubren un enorme espectro en el síndrome como:

1-Hemorragias.

2-Depresión del sistema nervioso central.

3-Diarrea.

4-Vómitos.

5-Fiebre (con sepsis u otras infecciones localizadas o sin ellas).

6-Sarpullido.

7-Algunos niños  pueden presentar un retraso en el desarrollo (como resultado del daño causado por la enfermedad provocada, la hospitalización crónica o la falta de estimulación).

8-Malnutrición que puede derivar de la negación encubierta de los alimentos, de la administración de drogas eméticas o laxantes, o por otras causas.

9-El síndrome también puede presentarse en el contexto de una enfermedad crónica, cuando la persona a cargo del cuidado del niño suspende el tratamiento intencionalmente con el único objetivo de agravar la enfermedad significativamente.

10-Otras formas de presentación relacionadas con el sistema respiratorio, cardiovascular, neurológico, gastrointestinal, inmunológico, genitourinario, etc.

Es importante señalar que algunos niños mueren como consecuencia  de un ataque final fatal. Puede que el perpetrador se excediese, y su intención era la de enfermar al niño pero no matarlo; o puede que sea un acto final de hostilidad desenfrenada hacia el propio niño, pero cualquiera sea la intención del perpretador, los niños expuestos al SMP corren riesgo de muerte.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *